domingo, 3 de mayo de 2015

INGREDIENTES:
- Queso fresco batido 0%.
- Ralladura de la piel del limón.
- Canela.
- Endulzante.
PREPARACIÓN:
Mezclamos todo según las cantidades de vuestros macros y vuestros gustos culinarios, lo colocamos en un recipiente/tarrina si tenéis y metemos aproximadamente 45 minutos al congelador para que coja textura de helado y no se llegue a solidificar del todo (yo suelo poner una cantidad de entre 100 y 150 gramos de queso batido, si ponéis más necesitará más tiempo para coger la textura cremosa de los helados).
OTRA OPCIÓN MÁS ELABORADA Y AUTÉNTICA PERO QUE HICE SOLO UNA VEZ HACE MUCHO PORQUE LA QUE SE ME OCURRIÓ NUEVA ES MÁS RÁPIDA:
INGREDIENTES:
- 1/2 l de leche desnatada (o la que utilicéis).
- Endulzante al gusto.
- Canela en rama y en polvo.
- Ralladura de la piel del limón.
- 2/3 claras de huevo
PREPARACIÓN:
1) Poner en el fuego un cazo con la leche, el endulzante elegido, la ralladura de la piel de un limón y una ramita de canela. Lo dejaremos unos 5 min. aproximadamente a temperatura media-alta y esperaremos a que hierva para retirar el cazo del fuego y meterlo en la nevera para enfriarlo.
2) Montar las claras de huevo a punto de nieve.
3) Sacar el cazo de la leche merengada de la nevera y colarla en un recipiente para retirar los trozos de piel de limón y de la canela en rama.
4) Agregar las claras montadas a punto de nieve en ese recipiente con la leche y mézclalo todo para que se integren bien los ingredientes.
5) Introduce el recipiente en el congelador y sácalo cada hora para remover de nuevo con unas varillas. Haremos esto hasta conseguir una textura cremosa, lo que significará que ha acabado nuestro sufrimiento y ya podemos conservarla en el congelador como cualquier helado.
6) Cuando esté sólido… ¡a disfrutarla! Servirla con un poco de canela por encima y ya la tenéis lista.
Receta de: Sara Martinez

0 comentarios:

Publicar un comentario

COMPARTE ESTA PÁGINA

Recibe todas las nuevas recetas por email

Recetas Fit Más Vistas